11 feb. 2014

Cariño, ¿estás enamorado de mí?


Próximamente se  celebra el día de San Valentín, día en que las parejas celebran que están “enamoradas”.

Pero... ¿qué es estar enamorado?, ¿todas las parejas deben estar enamoradas para que la relación funcione?, ¿cuánto dura el enamoramiento?, ¿qué pasa cuando esto se termina?....


Muchas veces confundimos el enamoramiento con amor, incluso nos enfadamos cuando le preguntamos a nuestra pareja si sigue enamorada de nosotros y duda. Pero sabemos exactamente

 ¿qué es estar enamorado?


Cuando conocemos a una persona por la que sentimos atracción podemos comenzar con la etapa del enamoramiento y entonces es cuando comienza un proceso bioquímico que se inicia en la corteza cerebral, pasa a las neuronas y de allí al sistema endocrino, dando lugar a respuestas fisiológicas intensas. Estas respuestas pueden ser:
  • la aceleración del ritmo cardiaco,
  • sudoración de las manos
  • y las conocidas mariposas en el estómago

Así es que... las sustancias químicas son las responsables de que nos volvamos “tontos”, estemos eufóricos, dediquemos mucho tiempo a pensar en esa persona y en cómo impresionarla, queramos sobre todas las cosas estar con ella, la idealicemos y no veamos sus defectos. De aquí la frase "el amor es ciego", aunque para ser más exactos debería ser:

el enamoramiento es ciego



En definitiva, estar enamorado, es un estado mental alterado por las sustancias químicas que inundan nuestro sistema nervioso, como si estuviéramos bajo los efectos de una droga, llenándonos de sentimientos positivos e intensos e incapacitando nuestro juicio, lo que nos lleva a no poder ser objetivos con la persona de la cual estamos enamorados.

El siguiente vídeo explica con más exactitud qué sustancias químicas están implicadas en la etapa del enamoramiento y cuáles son sus efectos:



Socialmente se le da gran valor al enamoramiento y pensamos que esta etapa debe durar para siempre, que las parejas que son felices lo son porque viven en un enamoramiento perpetuo.
Pero siento decirles que esto biofisiológicamente no es posible. Este estado, afortunadamente, no se mantiene durante mucho tiempo (2-3 años como mucho), ya que acabaríamos exhaustos, ¡estar enamorado gasta mucha energía!.

Lo que va ocurriendo es que progresivamente creamos una tolerancia (es decir, nos acostumbramos) a las sustancias químicas de la locura del enamoramiento y nos vamos volviendo más objetivos, menos eufóricos y vamos viendo a la persona como verdaderamente es, con sus virtudes pero también vemos sus defectos.



Ahora podemos entender porque todo lo que nos parecía maravilloso e ideal de la relación y de la persona poco a poco se puede ir volviendo aburrido, menos interesante, negativo...
Aquellas cosas que no nos molestaban (porque no las veíamos) o incluso que nos gustaban del otro, pasada esta etapa, pueden empezar a sacarnos de quicio.


Las sustancias químicas dejan de hacer su efecto y esto hace que veamos la relación de manera real y juzguemos a esa persona como a los demás. Podemos decir, que se nos pasa la borrachera del enamoramiento.



Llegado este momento, el camino del enamoramiento se bifurca en dos caminos:
  • el sendero sinuoso de la ruptura
  • en el paseo estable del amor

Así que, si tu pareja te pregunta "Cariño, ¿sigues enamorado de mí?"  la respuesta puede ser que sí, si continuas en esta fase de emborrachamiento o puede ser que no, si ya has pasado a a la fase del amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario