21 nov. 2016

Si mi hijo/a suspende… ¿qué hago?




Una respuesta con la que me encuentro a menudo cuando un adolescente suspende un examen o un trabajo es : "Se queda sin móvil, sin internet, sin salir...hasta que no apruebe"

Bueno, pues hoy os vamos a plantear algo diferente, ya que , como en tantas otras cosas en la vida, la respuesta más adecuada empieza por “depende”…

¡ya sí, claro! estarás pensando… ¿cómo si fuera tan fácil? … y de nuevo la respuesta es que por lo general si. Y es que muchas veces nos volvemos locos dándole vueltas a las cosas e intentando encontrar la respuesta perfecta a cada situación, sin tener en cuenta que en este mundo, y en concreto en el tema de la educación, las cosas cambian constantemente y nuestras respuestas, en consecuencia, deberían ser diferentes según la situación.

Mi intención de hoy es dejaros una pequeña receta con su correspondiente reflexión acerca de la respuesta a esa pregunta… si mi hijo suspende, ¿Qué hago?
Para esta pequeña receta de la que os hablo necesitamos partir de los ingredientes fundamentales que podemos necesitar para que todo esto de “aprobar” (y ojalá aprender) funcione. 


Resultado de imagen de cocinero animadoNo voy a entrar en rollos a nivel teórico muy profundos, más bien me planteo unas cuestiones básicas para “dummies” que nos puedan servir como base:

INGREDIENTES BÁSICOS PARA UN BUEN RENDIMIENTO ACADÉMICO EN SECUNDARIA: 


 

EN EL INSTITUTO O COLEGIO:
  • Asistir a clase…¿parece lógico no? , si no vamos, difícilmente podremos avanzar.
  • En clase sí, pero no como un mueble más … es decir participando, implicándose, preguntando dudas, respetando a los compañeros y profesores, etc.
  • ¿Y si apunto las cosas? La memoria y la atención juegan malas pasadas, así que como a todos se nos puede escapar algo, mejor lo apuntamos en un agenda por ejemplo.

EN CASA:
  • Dedicar un tiempo diario en torno a la hora y media en bloques de unos 40 minutos para afianzar lo visto por la mañana en clase: tareas, estudiar para exámenes o simplemente repasar lo trabajado puede ser una buena idea.
  • Dedicar un tiempo planificado en torno a las 3 horas en total también los fines de semana, reflejando incluso por escrito los viernes: "qué, cómo, cuándo y cuánto" vamos a estudiar-repasar.

Una vez vistos los ingredientes podemos retomar la pregunta…

¿Qué pasa si mi hijo/a suspende?
       Aplicamos la respuesta.. “ depende”

¿Y de qué depende?...
  • Si no ha ido a clase queda claro ¿no?
  • Si ha ido, pero no ha participado o ha tenido mal comportamiento: Haremos cosas para ayudarle a cambiar y corregir su comportamiento.
  • Si ha ido, se ha comportado bien, pero no ha apuntado las cosas y por consiguiente no ha hecho tareas/trabajos o preparado luego un examen: Haremos cosas para facilitar que no se olvide de apuntar todo lo que hace en clase.
  • Si ha cumplido con su parte en el colegio/instituto pero no ha trabajado en casa ni entre semana ni los fines de semana: Nos centraremos en que cumpla un horario coherente y proporcionado de estudio de lunes a jueves más los fines de semana.
  •  Si ha cumplido todo lo anterior… no tiene por qué haber ninguna consecuencia negativa para nuestros hijos/as. En ese caso habrá que valorar: 
Si fue algo puntual…deberíamos revisar que todo lo anterior se está cumpliendo y de ser así  podríamos dar un voto de confianza y tener paciencia, ya que en ocasiones las cosas, a pesar de prepararlas no salen como esperábamos.
Si es algo más general en la asignatura o en varias de las materias, habrá que valorar en detalle junto al profesorado primero y después con otros profesionales, para intentar descubrir que es lo que ha llevado a esa situación. (dificultades con una materia, falta de base, herramientas de estudio escasas o poco adecuadas , dificultades en el aprendizaje, etc).


En resumen y como os decía… todo depende. Es decir, no es tan fácil ni tan difícil, lo que parece estar más claro es que debemos atender a lo que rodea el tiempo de estudio y aprendizaje de nuestros hijos/as para adaptar nuestras respuestas en consecuencia.



Os animo a probar esta sencilla receta… si tenéis dudas ya sabéis dónde estamos ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario