3 dic. 2013

¿Qué hacemos con el miedo a la crítica?

Consideramos una crítica como un juicio acerca de las conductas, emociones o acciones de los demás.


En general todas las personas nos sentimos bien cuando la crítica es positiva, pero nos enfadamos, rechazamos y nos hiere la crítica negativa, porque no es lo mismo decir “lo has hecho mal” que decir “lo puedes hacer mejor”.

En este hecho influyen una gran cantidad de aspectos psicológicos, entre los que destacaré tres:


La baja autoestima y la poca seguridad:


Imaginemos a cada uno de nosotros como un monigote dibujado en papel, ahora redondeemos nuestra figura con un círculo.. ya?? ese es nuestro espacio vital (como el de la famosa película de “Dirty Dancing”). Cuando hablamos de autoestima ese círculo no es continuo e imperecedero, sino que es discontinuo, como si fuera un peatón circular alrededor de nuestro monigote. Esta discontinuidad permite que entre y salga información cada día, cada instante, la información que entra del exterior, así como la información que sale al exterior de nosotros mismos influye en nuestra autoestima, haciendo que ésta fluctúe continuamente.
Y si no tengo un claro autoconcepto que me lleve a una buena valoración de mí mismo, ¿cómo voy a ser capaz de afrontar la crítica?

La alta dependencia de los demás:


No vamos a meternos en el tema de la dependencia emocional, que lo abarcaremos en otro momento, sino en el de la dependencia social. Las personas que temen la crítica generalmente suelen comportarse buscando agradar, necesitan la aceptación constante de los demás para sentirse bien consigo mismos. En el fondo, la mayoría no son conscientes de que anteponen las ideas, creencias y preferencias de los demás a las suyas propias.
Si no hago lo que hago, digo lo que digo y pienso lo que pienso por ser fiel a mí msimo sino por deseabilidad social, ¿cómo voy a ser capaz de afrontar la crítica?


La baja asertividad:


En general cada persona oscila entre tres patrones fundamentales de afrontamiento a la crítica, el pasivo, el agresivo y el asertivo. Si no soy asertivo ante la crítica, no soy capaz de defender mis derechos sin vulnerar los derechos de los demás, esto va a provocar que tenga que elegir entre las dos opciones restantes, la de ser pasivo ante ella, o la de actuar agresivamente ante ella, en este caso, de nuevo ¿cómo voy a ser capaz de afrontar la crítica?



A lo largo de mi carrera profesional me doy cuenta del miedo que tenemos a decirnos las cosas negativas, no tan sólo a que nos las digan, sino aún peor, a decírnoslas a nosotros mismos, así que andamos disimulando, mirando de reojo a los problemas, a esos conflictos que se cronifican y que se convierten en nuestra fiel sombra, esa que cuando el sol está encima nuestro, desaparece por un instante y justo en ese momento creemos que, por alguna razón mágica, el problema ha desaparecido, se ha resuelto, pero sólo es cuestión de tiempo, el sol seguirá moviéndose y mi sombra aparecerá de nuevo y me acompañara siempre así que, ¿por qué no liberarla de carga?.
La realidad, desde mi punto de vista, es que en general no nos faltan razones para ser críticos, sino que nos sobran formas al serlo, así que, si aprendemos a hacer críticas constructivas y nos permitimos recibirlas, normalmente, nos sentimos mucho mejor… si es que…no se puede ser perfecto, y está bien saber qué es lo que los demás ven en ti, y más aún, lo que tú ves en ti.


Al fin y al cabo, es sólo saberlo, no tiene porqué implicar nada, finalmente tú y sólo tú decides qué hacer con esa información, decides si pretendes cambiar algo o no, si te compensa incluso ese cambio…y es que, continuamente olvidamos que…cada día, cada momento de nuestra vida…elegimos, y esas elecciones, son el producto de nuestra felicidad o infelicidad, porque es verdad que…

“no podemos controlar lo que nos pasa, pero sí el cómo reaccionaremos a ello”.



Así pues, con la intención desde La Brújula de “practicar con lo que predicamos” en nuestro ejercicio profesional, y de una forma receptiva, abierta, constructiva y humilde, esperamos vuestra crítica porque seguro… ..que nos hará ser mejores.


Os invito, a que escuchéis esto y pensad si la crítica os ha dejado en la oscuridad o si estáis despiertos!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario