3 jun. 2014

Final de curso

Se acerca el final de curso!!! Estamos a escasas dos semanas para la entrega de notas del último trimestre, estamos en plenos exámenes de PAU y de Universidad. Qué nervios!!
Para muchos de los que trabajamos acorde al curso escolar esto significa que huele a exámenes... a trabajos de última hora para subir nota... a presión para "rascar" un aprobado en esa asignatura que tenemos atravesada... y, algunas veces, a broncas en casa, a reproches por falta de responsabilidad o motivación, a sentimientos de incapacidad o frustración...

¿Se puede conseguir un final de curso menos... accidentado??



En las últimas semanas han llegado al centro padres y madres (y algunos chicos y chicas por voluntad propia) que buscan una "ayudita" para el final de curso... Nuestra actitud siempre es de apoyo pero, en muchos de estos casos nos vemos en la obligación de explicarles que, como dice una de las compañeras, "milagritos a Lourdes"...
Es decir, durante todo el curso tratamos de inculcar a nuestros menores y familiares que la dedicación al estudio debe ser diaria, que el esfuerzo es más importante que la recompensa de las notas y que los "atracones" de última hora no suelen funcionar ni para aprobar ni aprender, ni para sentirse satisfecho con uno mismo. Además, aunque la necesidad principal suele ser la escolar, nuestro trabajo debe ir muuuuucho más allá, abordando las cuatro áreas que influyen en el ser humano (sea cual sea su edad o condición social):



Varios ejemplos: un chico que esté empezando a sentir atracción por una chica o chico no va a rendir academicamente de la misma manera que unas semanas antes... O un niño cuyo padre haya vuelto a trabajar recientemente después de un largo periodo de tiempo, en el que además se encargaba de hacer las tareas con él, notará evidentemente un cambio en su rendimiento en clase... O un niño que crea que no se le dan las mates porque su autoestima escolar (o general) es baja, seguramente rendirá por debajo de su capacidad en operaciones o problemas...

Lo que quiero decir con todo esto es que no solo hay que ayudar al chico o chica a estudiarse un contenido, ni siquiera solo hay que enseñarle técnicas para estudiar mejor... Hay que "conectar" con su realidad y hacerlo sentir seguro, poderoso con sus capacidades, motivado por aprender, darle herramientas para afrontar situaciones de estrés, analizar de forma realista su situación...


Entonces... ¿podemos hacer algo de "última hora"?

Mi respuesta es clara: SI!! Pero requiere esfuerzo...

No existen recetas mágicas y más aún si tenemos que luchar contra algunas de la cosas que llevamos haciendo de la misma forma todo el curso.


Situación de partida


Debemos empezar por analizar cuál es nuestra situación de la manera más realista posible:
  • Valora tu nivel de rendimiento durante todo el curso y exámenes o trabajos que has entregado, asignatura por asignatura. Ten en cuenta también tu comportamiento en clase y la dedicación o implicación que has mostrado al profesor. Para esto puede ser interesante acudir a una tutoría y que sean los profes los que nos den información sobre la sitaución real en cada asignatura.
  • Ten en cuenta tu nivel de motivación por cada una de las asignaturas... No siempre tenemos el mismo gusto por todos los ámbitos o tenemos el mismo vínculo establecido con el profe.
  • Piensa en el entorno de estudio del que dispones. Para ello piensa en el lugar en el que estudias (características de la mesa y la silla, iluminación, etc.), así como en lo que hay alrededor (distracciones, silencio, disponibilidad de tiempo real, etc.)
  • Analiza la red de apoyo de la que puedas disponer en el estudio, tanto para explicarte contenidos, como para "cuidar" de lo que no puedas hacer durante los tiempos de estudio (me refiero a responsabilidades como sacar al perro, preparar la comida o hacer tu cama)
  • Por supuetos, ten en cuenta el tiempo del que dispones y las oportunidades reales que se te van a brindar (es decri, si va a existir convocatoria de examen o posibilidad de presentar un trabajo)

Establecer un plan:


Una vez sabemos "dónde estamos", lo ideal es trazar un plan teniendo en cuenta todo lo anterior:
  • Decide qué asignaturas vas a intentar aprobar o subir nota. Asegúrate de tener todo el contenido del que vayas a examinarte y calcula el tiempo realque le debes dedicar a cada parte.
  • Establece un lugar en el que estudiar, que tenga una mesa y una silla adecuada, con luz y ventilación suficiente y sin distracciones (no descartes la opción de una biblioteca)
  • Establece un horario de trabajo:
    • Valora la disponibilidad de tiempo real que tienes (2 horas, 3 horas al día, etc)
    • Establece una hora de inicio y una de finalización y tiempos de descanso en medio según tu capacidad de atención (con un máximo de 50 minutos seguidos de trabajo)
    • Elabora un calendario con esos tiempos de estudio diario y coloca las fechas de los exámenes o la entrega de los trabajos.
    • Distribuye los contenidos de las asignaturas en los huecos que te queden.
  • Pide la ayuda que necesites, tanto a algún profesor particular como a las personas que están a tu alrededor para que te ayuden a cumplir las metas que te has marcado.

Cambio de actitud:


Ante todo... ten actitud positiva, descansa, come bien, bebe mucha agua y repítete a ti mismo que tú puedes!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario