29 jul. 2014

Yo te digo, tú me entiendes.




   Comunicación, ese proceso por el cual una persona envía un mensaje y la otra persona lo recibe e interpreta. Parece sencillo verdad????? Yo te digo, tú me entiendes. Entonces, por qué tantas parejas acuden a consulta y su principal problema es la COMUNICACIÓN????? 





 Los principales elementos de la comunicación son:

- Emisor: persona que envía un mensaje con una intención u objetivo

- Mensaje: información que se envía, con un contenido (lo que se quiere decir) y una forma (como se dice)

- Receptor: persona que recibe el mensaje y lo interpreta





 Teniendo en cuenta estos elementos, voy a analizar algunos de los problemas de la comunicación.


 Cuando el emisor tiene claro el mensaje en su cabeza y no es capaz de transmitirlo correctamente, mandando un mensaje ambiguo y espera que el receptor adivine lo que quiere. Si el receptor no tiene una bola mágica o la suerte de su lado puede pasar que se produzca un enfado por parte del emisor.

-"¿Quieres que te pase a buscar?"

- "Me da igual, como quieras"

- "Entonces mejor no, que tengo cosas que hacer"

 Si la persona quería que sí pasase a buscarla, pero sin pedirlo explícitamente y la pareja interpreta el mensaje de forma literal, sin adivinar ni leer entre líneas, puede comenzar una discusión. Si queremos algo, por qué no lo decimos de manera clara y directa????



 La forma en la que decimos el mensaje es, la mayoría de las veces, más culpable de discusiones que el contenido del mismo. El tono de voz, las palabras elegidas, los gestos… Así un mensaje cuyo contenido puede ser correcto se transforma en un mensaje destructivo. Cuando queremos pedirle algo a nuestra pareja, como por ejemplo que sea más detallista con nosotros, la intención puede ser correcta pero dependiendo de la forma en que lo pidamos puede convertirse en:

Orden: ¡Empieza a ser más detallista conmigo!

- Chantaje: Si no eres más detallista conmigo yo voy a dejar de serlo

- Moralizar: Si quieres ser buena pareja deberías ser más detallista

- Crítica: Si no pensaras sólo en ti a lo mejor podrías ser más detallista conmigo

- Ridiculizar: ¿Vas a ser más detallista conmigo o vas de esas personas que sólo se miran el ombligo?

- Desprecio: ¡Eres tan inútil que no eres capaz de pensar en ningún detalle que me puedas hacer!

 Estas formas de comunicar un mensaje no conseguirán que el receptor intente hacer lo que le pedimos y probablemente traerán problemas en la relación tarde o temprano. Si nos reconocemos en este tipo de formas, un truco es pensar cómo diríamos el mensaje a una persona a la cual nos acaban de presentar.


Por último el problema en la comunicación también puede estar en la mala interpretación del receptor. Un
mensaje sin mala intención puede interpretarse de manera destructiva. Normalmente le suele pasar a personas que están a la defensiva, con baja autoestima, que se han criado en ambientes con una comunicación agresiva…

- "Hoy has venido pronto"

- "¿Qué quieres decir, que siempre llego tarde?" 




 Si desean mejorar la comunicación les aconsejo que tengan en cuenta estos dos objetivos a la hora de comunicarse:

- Cuando actúen como emisores, cuiden el contenido del mensaje siendo claros con lo que quieren decir y sobretodo tengan en cuenta la forma en la que lo dicen.

- Cuando sean los receptores intenten no malinterpretar el mensaje y si tienen dudas intenten aclararlas antes de hacer un juicio de valor.



 Con estos dos objetivos podemos mejorar mucho nuestra comunicación. Pero, como este tema es muy complejo, en mi próxima entrada les hablaré sobre algunas técnicas de comunicación, las cuales pueden ayudarnos a mantener una comunicación sana y eficaz.






No hay comentarios:

Publicar un comentario