7 abr. 2015

Método Doman para trabajar la Lectura

Las principales dificultades de base que nos encontramos en primaria y por las que más nos solicitan orientación educativa en La Brújula, es en la velocidad y en la fluidez en la lectura.
A a su vez, estos problemas crean dificultades en la comprensión de textos, instrucciones escritas o problemas de matemáticas y, sobre todo, repercute en la seguridad general que el niño/a tienen en sí mismo, ya que en cada clase y en cada intento de hacer la tarea experimenta una gran sensación de frustración.


En La Brújula, trabajamos con el Método Interactivo de Lectura para Edades Tempranas (de Antonio Vega González, J. Santiago Ortiz Durán y Diego A. Guerrero Alonso), que se basa en los fundamentos del Dr. Glenn Doman.

Originariamente, este método está pensado para el aprendizaje de la lectura desde cero, con niños desde los 2 años de edad, pero en este caso vamos a utilizarlo con el objetivo de aumentar la velocidad lectora con niños/as que ya sepan leer, pero que presenten problemas en la fluidez (omisiones, inversiones, silabeo, etc)

Igualmente, recomendamos leer el manual si se está interesado en aplicarlo según el método original.

El Método está dividido en dos niveles (aunque si investigamos un poco, vemos que hay un tercer nivel, programas de mejora de la lectura, programas para aprendizaje de idiomas e incluso de matemáticas), que están pensados para que duren un curso escolar, por lo que se les llama "Primer año" y "Segundo año".

A su vez, cada año está dividido en semanas, y cada semana se ha de leer 3 veces cada día a lo largo de 5 días (por lo que cada semana se debe leer 15 veces)
Pueden parecer demasiadas repeticiones, pero como veremos al entrar en cada una de las semanas, la duración no llega a un minuto y lo que interesa es que el niño/a "VEA" cada palabra muchas veces y la "GUARDE" es su registro verbal, aprendiendo demás cómo se escribe correctamente, sin faltas de ortografía.

En cada semana, nos van a aparecer una serie de palabras escritas en rojo, con un fondo blanco que el niño/a debe leernos en voz alta. Cada palabra permanece en la pantalla solo 1 segundo, por lo que se le debe explicar al niño/a con anterioridad que no se detenga si se pierde en una determinada palabra, y que continúe con la siguiente. Se recomienda además quitar el volumen, ya que el programa cuenta con una voz en off que lee cada palabra.

Según van avanzando las semanas y el niño/a va mejorando la velocidad, van a ir apareciendo pares de palabras y luego tríos, hasta formas frases sencillas. En todos los casos, las palabras seguirán apareciendo tan solo 1 segundo.

Evidentemente, los resultados de este método en cuanto a la velocidad y a la fluidez en la lectura se verán a la larga, por lo que se recomienda ser estricto con su cumplimiento y ser muy constante a lo largo de las semanas y tener paciencia. Para ello recomendamos utilizar esta hoja de seguimiento:


Por último, se recomienda que el niño/a esté acompañado por un adulto que le pueda corregir los posibles errores de lectura que pueda tener, ya que hay que recordar que en lo que consiste en método es en que el niño/a lea muchas veces una palabra con el objetivo de almacenarla correctamente.

Y, por supuesto, como siempre que se abordan actividades relacionadas con el aprendizaje, recordamos la importancia que tiene la ACTITUD DEL ADULTO que acompaña.
En esta tarea en concreto, se recomienda darle cierto toque lúdico aprovechando que además es una actividad en el ordenador, que es rápida y en la que las probabilidades generales de éxito son bastante altas. Por ello, se recomienda no "gastar las palabras", es decir, no leer más de las veces indicadas, ni hacerlo de forma muy seguida (dejar pasar en medio al menos 10 minutos), ni hacerlo obligando al niño/a en exceso, no riñendo en caso de error y teniendo mucha paciencia... Recordemos que en muchas ocasiones los niños/as con problemas en la lectura son inseguros y suelen sentir rechazo inicial por la lectura, por simple que ésta pueda parecernos.

Un secreto es intentar dejar al niño/a "con las ganas de más" ;-)


Además de la mera lectura de las palabras, que ya de por sí ayuda como mínimo al un acercamiento más grato a la lectura, este método se puede utilizar para infinidad de actividades relacionadas todas ellas con la mejora de la lectura y de la escritura. Pero estos "nuevos usos" los veremos en la siguiente entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario